domingo, 24 de enero de 2016

Last day

El último día de descanso. Mañana empiezo otra vez con la rutina, y la verdad es que no me apetece nada, cero. De momento, tal cual llegue, le pienso decir a mi jefe que paso de más campo. Que llevo 14 añitos en la empresa, y creo que me he ganado que me metan en una oficina un tiempo. Y con un poco de suerte puedo pedir algo rollo "reunificación familiar", con lo que curraría una horita más de lunes a jueves, pero el jueves me piro a Valencia y no vuelvo hasta el lunes por la mañana. Es decir, dormiría más noches en Valencia que en Zaragoza, lo que para mi sería un avance importante. Incluso podría empezar a vivir en mi propia casa. Y entre semana compatibilizaría el trabajo con las clases de árabe en la UNIZAR, el máster en seguridad informática, y con el curso de fotografía que quiero empezar en marzo. Y quiero volver a bucear, y volver a la montaña. Y viajar todo lo que pueda. Tengo demasiados frentes abiertos, lo sé, pero voy a disfrutar de mi vida; y de dejar cosas a un lado siempre estoy a tiempo.
Joder, como echo de menos Marruecos, y a toda la ONU que teníamos allí montada. Echo de menos la despreocupación, el pendiente, pensar en inglés. Las conversaciones sobre política, religión, cultura. Echo de menos a Anna, Ana, Ina, Una, y todo el jaleo que se llevaban en cocina, robándose sus comidas. Echo de menos no ser militar.

Bienvenido a la realidad, Carlos.

domingo, 10 de enero de 2016

Time goes by

La verdad, me apetecía escribir pero no tengo ni idea de sobre qué hacerlo hoy. Podría hablar sobre los turcos que están ahora mismo al otro lado de mi puerta, haciendo ruido mientras cocinan casi a la una de la mañana. O sobre Raquel, una chica a la que conocí hace poco, pero que me ha devuelto la sonrisa que el viento se llevó. Sobre mi vida, mi trabajo, mis estudios. Sobre la cara que se me ha quedado esta mañana, cuando me he encontrado con que los de GoDaddy habían bloqueado mi cuenta por un "exceso de intentos fallidos de acceso". Sobre las ganas que tengo de largarme de esta ciudad, ruidosa y superpoblada, con exceso de testosterona y religión (valga la redundancia). O sobre las personas que he conocido en estos dos meses y pico, y voy a dejar atrás, porque admitámoslo, tenemos la impresión de que vamos a conservar a los "amigos" eternamente sólo por agregarlos al facebook, pero seguramente no duren más de un par de purgas. Pero bueno, dejar gente atrás empieza a convertirse en una costumbre.

Hace unos meses leí una frase que me sentó como una patada en el estómago.
Pensar que la gente va a portarse bien contigo porque tú te portes bien con ellos, es como pensar que un tigre no va a devorarte porque tú seas vegetariano.
Tengo que dejar de hacer el gilipollas, y ser un poquito más cabrón.
No, me gusto como soy. Tengo defectos, muchos, claro, pero en grandes líneas no soy mala gente (no, no he matado a 6 millones de judíos). El caso es que no pienso cambiar. Por nadie. Así que más te vale que te guste como soy, porque tampoco te voy a pedir que tú cambies por mi. Simplemente que podamos vivir en paz y armonía.
Y esto viene a ser lo que quería escribir hoy. Ya he dicho que no tenía ni puta idea qué contar...
Se nota que hoy se me ha quemado el café, verdad...

martes, 5 de enero de 2016

Creo que no me había dado cuenta de lo cerca que está el final de esta aventura, hasta que he entrado en la web de Ryanair para cambiar la fecha de vuelta. Si todo va según lo previsto allá por octubre, me quedan 18 días en este país. Menos de tres semanas. Joder, el tiempo pasa volando. ¿He cambiado? ¿He aprendido algo sobre mi mismo? No, no lo creo. ¿Estoy mejor o peor que hace 5 años? ¿Y que hace 10? ¿Planifico más las cosas o sigo improvisando?
Y sí, sigo planteándome dejar el Ejército. Algunas veces sólo como una vaga idea. Otras me planteo un futuro fuera de él, y joder, es precioso.
A veces creo que mi vida es un continuo "estamos trabajando en ello".
Pero el caso es que no tengo muy claro en qué...

No le tengo miedo al camino...




Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goute
Des meandres au creux des reins
Et tout ira bien la
Le vent l'emportera
Ton message la grande ourse
Et la trajectoire de la course
l'instantanee de velours
Meme s'il ne sert rien
Le vent l'emportera
Tout disparaitra
Le vent nous portera
La caresse et la mitraille
Cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera
Genetique en bandouliere
Des chromosomes dans l'atmosphere
Des taxis pour les galaxies
Et mon tapis volant, lui
Le vent l'emportera
Tout disparaitra
Le vent nous portera
Ce parfum de nos annees mortes
Ceux qui peut frapper a ta porte
L'infinite du destin
On en pose un, qu'est-ce qu'on en retient ?
Le vent l'emportera
Pendant que la maree monte
Et que chacun fait ses comptes
J'emmene au creux de mon ombre
Des poussieres de toi
Le vent les portera
Tout disparaitra
Le vent nous portera

domingo, 3 de enero de 2016

Decepción Episodio VII

Pues a mi la última de Star Wars me ha parecido una mierda, para todo el bombo que le han dado. Que sí, que los puntos que le mete J. J. Abrams son muy buenos, y la hacen más rollo canalla que el resto, pero aún así creo que no deja de ser una peli que no me cuenta nada nuevo. Y joder, es la séptima parte ya. En algún lado he leído que es una copia cara de Episodio IV, y creo que coincido; nada nuevo bajo el sol. Lo único que me moló de la peli, fue la compañía. Aunque viendo donde acabaron las palomitas, menos mal que ya no venden nachos con queso en el kinépolis :P

viernes, 1 de enero de 2016

Reset

Escribir el primer día del año ya casi se ha convertido en una tradición, aunque no tenga nada nuevo que decir. Sólo contar que hacía mucho tiempo que no empezaba tan bien un nuevo año. ¡Espero que siga así!

PD. Me encanta el doodle de hoy :P