miércoles, 23 de diciembre de 2015

Sweet dreams

Esta noche he tenido un sueño bastante extraño. Bueno, en realidad lo de soñar, y mucho más que lo recuerde, ya es extraño para mí. Iba dentro de un coche con una chica. Ella conduce y yo voy en el asiento del copiloto, pero no puedo ver su cara, es un borrón negro, y no puedo reconocerla por su ropa o sus gestos. Una especie de grua va arrastrando nuestro coche con un cable muy largo, y cuando me quiero dar cuenta estamos rodeados de agua, como si hubieramos entrado en el mar. Le digo que tenemos que salir del coche y abro mi puerta, pero se niega y la cierra de un portazo (ni idea de como no entra agua), dice que nos ahogaremos si lo intentamos. Pero el cable sigue tirando de nosotros y cada vez está más oscuro al rededor. Finalmente consigo abrir su puerta y ella sale nadando. Yo me quedo, pongo el freno de mano e intento girar el volante para que no siga avanzando hacia la profundidad. Salgo del coche e intento nadar hacia la superficie. Pienso en sacar el móvil para marcar la posición GPS en Google y recuperar el coche después, pero claro, si lo hago se mojará (joder, pareco friki hasta soñando). Nunca llego a la superficie. Cierro los ojos y cuando los vuelvo a abrir estoy en una casa que no conozco, pero me siento bien, relajado, feliz. Estoy sentado en un sofá de tela, de los años 50 o 60. Hay libros en una estantería, y decoración navideña por las paredes. La habitación sólo está iluminada por el resplandor de una chimenea. Ella está a mi lado, sentada en mi misma posición. En realidad es como si estuviera mirando una fotografía, algo estático que ves en tercera persona. Y ahí se termina. O ahí dejo de recordar. No sé cual será su significado, pero ha sido lo suficientemente importante como para que no oyera la alarma esta mañana. O tal vez que, por algún extraño motivo, tuviera que llegar hasta esa parte del sueño y mi alarma no haya sonado, por que tal cual he abierto la tapa de la tablet ha empezado la maldita melodía. Casi dos horas más tarde. No lo sé, pero acojona
Dicen que los sueños son premonitorios. También que es nuestro subconsciente filtrando información. Nunca he recordado un sueño con tanta claridad. Y pocas veces me ha resultado tan confuso. Necesito más información. Como siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario