jueves, 31 de diciembre de 2015

Hasta aquí puedo leer...

Ahora sí, se acaba el año. En unas horas me levantaré y cogeré un avión hacia España, a celebrar con mi familia y las personas que quiero (sí, a veces coinciden, otras no) que dejamos atrás este 2015, y entramos de cabeza en 2016. No voy a hacer un resumen del año,porque te cargarías el scroll. Además, esto no es un culebrón, es un puto diario personal. Que esté online es sólo porque en el fondo soy un exhibicionista. Y no es que haya sido un mal año, al contrario; he hecho cosas que nunca antes había hecho, he visitado sitios en los que nunca me hubiera visto, y he conocido gente a la que nunca creí que llegaría a conocer en mi eterno viaje hacia el sur.
¿Me acompañas?
En fin, que como suelo decir, si hubiera tomado otras decisiones, si hubiera elegido otros caminos, seguramente ahora no estaría donde estoy. La pregunta es ¿me gusta donde estoy?
Sí, claro, jodidamente sí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario