martes, 3 de noviembre de 2015

NTR

Tercer día y sigo reventado. Me hago mayor. O sólo viejo, no lo sé.
Hoy ha sido el primer día en el que doy clases, y bueno, me he sentido más torpe que echando mi primer polvo. Imaginad que te den clases de árabe, explicándotelo en inglés. Pues no sé como será vuestro nivel, pero el mío no es el mejor del mundo. Y lo noto. Pero bueno, creo que entre las clases y hablar con tooooda lademás gente de la resi, he practicado más mi inglés en dos días que en toda mi vida. Y ahora sí que no exagero.
Me han puesto en el nivel más bajo, junto con otra chica (una alemana muy maja).
Sobre la escuela poco que contar. Es un chalet gigante, en la zona de las embajadas, con una haima en el jardín, un montón de aulas...
Y bueno, iba a seguir escribiendo, pero estoy que me caigo. Y me encantaría volver a casa, y  ver a las personas que echo de menos. Y meterme un siglo en la cama.
Estoy cansado. Cansado de estar lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario