miércoles, 15 de julio de 2015

Atascado en Irán

Bueno, empiezo por el principio.
Llevo planeando un viaje (EL viaje) desde hace años, pero por motivos varios nunca he podido realizarlo. Hasta ahora. Dos años de excedencia para recorrer el centro y el sur de Asia, de mochilero y en las condiciones más precarias que pueda encontrar, rollo semivagabundo. Sí, me voy con una mano delante y otra detrás (aunque pediré un préstamo este lunes, a ver qué me dicen, que no las tengo todas conmigo). Con un presupuesto lo más ajustado posible, y tirando de tienda de campaña cuando pueda; y no poncheo por que queda "demasiado militar", y voy a pasar por países donde cuanto menos sepan de mi, mejor (bueno, por eso y por que hay arañas como la cabeza de Buenafuente).
La idea era (y es) cruzar desde Teherán (Irán) hasta Hanoi (Vietnam), a patita. Pero ya empiezan los problemas. Estoy en la fase de planificación aún, pero ya me están tocando los cojones con los visados. Resulta que Turkmenistán es algo así como Corea del Norte, pero con menos turismo, y un amado líder menos cómico.

Según Wikipedia:
"De acuerdo con Human Rights Watch, Turkmenistán "sigue siendo uno de los países más represivos del mundo. El país está prácticamente cerrado al escrutinio independiente, los medios de comunicación y las libertades religiosas están sujetas a restricciones draconianas y los defensores de derechos humanos y otros activistas se enfrentan a la amenaza constante de represalias del gobierno". El presidente Berdimuhamedow promueve un culto a su personalidad en la que sus familiares y sus asociados disfrutan de un poder ilimitado y ejercen un control total sobre todos los aspectos de la vida pública"

Y necesito cruzar por este país para llegar a Uzbekistán desde Irán. La única solución que me dan es un visado de "tránsito", y como su nombre indica, no me deja estar más de 5 días en el país. 5 días para hacerme unos 600 km a pata. Ni harto de grifa. Así que, o cruzo en otro medio de transporte que no sean mis botas (además de tener ya el visado para Uzbekistán, para demostrar que sólo estoy de paso), o me pillo un avión Irán-Uzbekistán (300 y pico el más barato). Lo bueno es que el de Irán es de 90 días, y gasto unos 30 andando, así que tendré tiempo de sobras de decidir cómo llegar a Samarcanda. Y siempre nos quedará Afganistán, aunque no me hace mucha gracia, lo admito. Por lo menos para Kirguistán no necesito visado, y el de Tayikistán no parece muy complicado de conseguir.
Veremos si no termino en una cárcel turkmena por intentar pasar cual "sinpapeles" en el motor de una vanette :P
Bueno, me voy a tomar algo, que tanto rollo me ha dado sed.
Nos vemos en los bares.
PD: Echando cálculos, sólo Irán ya van a ser más de mil kilómetros. Esto va a estar bien ;)


No hay comentarios:

Publicar un comentario