miércoles, 30 de mayo de 2012


Como el jetlag me está matando y son las 5.48 y sigo dando vueltas en la cama, pues he pensado en aprovechar para escribir un poco...
Lo admito, ya no me quedaba nada más que ver en el feisbuk ni en el twitter...
Pues todo más o menos igual, pero ahora estoy un poco más casado. La boda genial, en el restaurante donde trabaja mi padre, así que buena calidad y con un servicio incomparable. Muchas fotos, muchos gritos, muchos quesebesen, etc... pues una boda, ya sabéis. Eso sí, la novia guapísima y el novio de militar (es lo más fácil a la hora de elegir traje :P)
El viaje otro tanto igual, a la Riviera Maya. Un "todo incluido" de esos que me sorprendió, la verdad. No pensaba que unas vacaciones tan "preparadas" pudiesen gustarme, pero lo he disfrutado mucho, y sé que mi esposa también. Eso sí, 10 horas de vuelo nunca más. Y 9 de vuelta con una diarrea infecciosa mucho menos.
Ya colgaré alguna fotillo (de las piramides y eso, no de esto último...) cuando encuentre el adaptador de la tarjeta.
En unos días tengo las pruebas médicas del curso de piloto de helicóptero. La verdad es que no tengo muchas esperanzas. Mucha gente, pocas plazas, el sargento más pollo de la OTAN... pero bueno, el no ya lo tengo, así que...
Bueno, voy a ver si me afeito, que llevo unas barbas que tela y son casi las 6...
Paz y amor!