sábado, 2 de octubre de 2010

Hoy estoy un poco triste. Realmente no se muy bien porqué, pero bueno. Supongo que me faltan cosas aquí. Cuando empecé en la empresa, con 19 años, incluso era divertido largarte a 500 kilómetros y no volver a casa hasta que te pegaban el toque y te recordaban que tienes una familia... pero supongo que ahora las cosas van cambiando. No me importa estar lejos de mi familia si se que es por un motivo razonado, pero me quema un poco el pensar que no pueda ver a los que quiero en x tiempo solo por un trabajo, que admitamoslo, en pleno siglo 21 es lo que es esta empresa. Y no muy bien pagada, por cierto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario