sábado, 1 de mayo de 2010

Todo es mentira

Hasta hace unos meses pensaba que esta academia era una pérdida de tiempo. Ahora también pienso que está siendo un parón en mi vida militar. Realmente no creo que de aquí vayan a salir buenos sargentos. Puede que sí buenos estudiantes, pero desde luego no buenos militares. Esto es un trabajo, sí, vale, pero con matices... yo no entré por vocación, eso lo sabe cualquiera que me haya conocido durante 10 minutos seguidos, pero ya que estoy haciendo de la milicia mi forma de vida, intento sacar el máximo provecho de cualquier oportunidad que se me plantee de aprender algo nuevo que me pueda servir en el futuro. Ya sea cómo entrar en una casa en zona de conflicto, o cómo dar una teórica sobre armamento en territorio nacional. Aprender para poder enseñar. Pero eso parece que sea lo menos importante es este lugar. Aquí lo que prima es sacar el mayor número de sargentos a la calle, sabiendo que muchos de ellos (como opinión personal mia, que después de nueve años de mili creo que puedo dar...) no deberían tener a su cargo la instrucción y adiestramiento (la vida en definitiva) de un pelotón.
Bueno, el lunes empezamos con las guerrillas. Primero una marcha (que espero que no sea táctica) de 36km. Nos sueltan en Huesca y andando hasta la Academia. El martes empezamos los 3 días de supervivencia. A comer tripas de pescado crudo (en el mejor de los casos) y a no comer nada en el peor. Vamos, cuando me dijeron que haremos pan en un hormno cherokee, usando orina como levadura... la verdad es que lo primero que piensas es en acordarte de no probar el pan de tus compis, pero bueno... Refugio de circunstancias, pesca, trampeo, etc... lo típico de la tele (sí, ven mucho la tele por aquí creemos todos...). Los tres días siguiente tenemos que planear y ejecutar un golpe de mano a un punto sensible defendido por el enemigo (la 2ª o la 3ª cía.) y esto puede ser lo más divertido, sobre todo para mi, que mi binomio y yo hacemos de PRE (Patrulla de Reconocimiento y Exploración) para preparar una emboscada. Como los pueda dejar sin comida... :P
Y los 3 últimos días de las guarrillas nos toca defender el punto sensible a nosotros. Pero yo me perderé día y medio, que el 12 tengo un juicio en Madrid, por todo el lío aquel de Pamplona (aún andamos con eso...).
Bueno, voy a ver si compro unos cruasanes con chocolate para desayunar y saco del coma a la parienta :P
Nos vemos!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario