domingo, 23 de mayo de 2010

El puto DATUM...

23 días sin escribir... debería de poner alguna excusa, pero no estoy muy por la labor. No me apetecía y punto.
Por fín unos días de "descanso". Hace una semana que regresamos de las guarrillas, unas manis un poco especiales...
Empezaron con una pateada de desgaste de unos 25 kiómetros, todo nocturno... ¿Cómo se puede tardar 13 horas en andar 25 km? Incluso dormidos, no es broma... me quedé flipando de que se pudiera andar en sueños. Llegamos a Ipies (o algo así) que son los campitos encima del cuartel, y empezamos con la fase de supervivencia. Realmente de supervivencia tuvo poco. Yo las describiría más bien como las manis del frío, el hambre y el sueño. Hubo alguna cosa interesante, como aprender a fabricar un horno mahorí, haciendo un agujero en el suelo, un horno cherokee, que sirve para ahumar la comida y que te dure mas sin estropearse, un horno de pan (aunque nos gustaba más el pan hecho a la pala), a destripar y despellejar un animal (valga de ejemplo nuestro conejo, al que pusimos de nombre Tambor, y que duró vivo lo que tardamos en llegar al vivac...) y otras cosas igual de inútiles. Eso sí, no aprendimos a trampear, ni a fabricar armamento de emergencia ni nada de provecho. Vamos, una perdida de tiempo.
Acabada la "supervivencia" nos metemos en el Golpe de Mano a una Posición Defensiva. Bastante menos cargante para mi, por que hacía de Patrulla de Reconocimiento Especial (PRE), y agradecí bastante librarme de gritos y desprecios por parte de mis jefes durante unos días. Consisitieron en andar, andar y andar... es lo que ocurre cuando te fías del GPS... que el puto datum te hace dar vueltas como un gilipollas... Llegados al emplazamiento donde queríamos colocar el puesto de observación nos dimos cuenta de que no veíamos una mierda... así que un binomio se infiltró tras la linea enemiga y fueron retransmitiendo movimientos, puestos de observación y escucha enemigos, y localización del objetivo (una casa en ruinas con un rehén). Tengo que confesar que los pillaron de pleno, y encima el que tenía mas cara de tonto de toda la OTAN (palabras textuales), pero bueno, nos divertimos.
Luego al lío con la Defensiva, mismo ejercicio pero ahora nosotros defendíamos y nos atacaba otra compañía. Aquí solo participé en los previos y la primera fase, por que tras el primer día de puestos me tuvieron que bajar para irme a Madrid, a testificar en un juicio.
El Juicio: Decepcionante. Es todo lo que se me ocurre decir. O la mayor conclusión a la que llego. Llevo unos años pensando "que cabrón el cbo 1º este, pegarle una paliza a aquel soldado..." pero ni él era tan cabrón, ni el soldado tan angelito, todo sea dicho. Supongo que por aquel entonces estaba yo un poco de morros con todo lo que significa esta institución. Lo que está claro es que la "víctima" se ha tirado 6 años de baja psicológica y creedme, no se merece ni un solo minuto de la compasión de nadie. Un parásito. Y no justifico al otro, pero la verdad, el chaval se merecía las dos hostias...
Bueno, también hemos tenido una topográfica inútil de esas que están mal planeadas y peor explicadas... 6 horas para hacer una recorrido de 8 horas... IntMil... Voy a ver si sobo un poco que las 6.30 llegan volando.

1 comentario:

Pachu dijo...

todas estas vivencias no te las quitará nadie. Parece que disfrutas, y me alegro que lo sigas haciendo.A ver cuando terminas de una vez, y te apuntas a las cervecitas de los jueves. Un abrazo. Pachu

Publicar un comentario