lunes, 7 de noviembre de 2016


Creo que voy a convertir esta frase en mi nueva política de vida.


domingo, 16 de octubre de 2016

Lo cierto es que no tengo nada que contar. Nada nuevo por lo menos.
Este fin de semana me he quedado en Melilla. Esperaba que la residencia estuviera vacía, pero nada más lejos de la realidad, esto parece la M30 en pleno agosto. Y no lo entiendo la verdad. Que me quede yo, que llegué el miércoles de vacaciones, pues aún, pero no es el caso de la mayoría de residentes. Ellos terminaron sus vacaciones hace semanas. Y eso me hace pensar en el tipo de fauna que me rodea. Los comparo conmigo, y no veo razones para vivir aquí. Las habitaciones son compartidas, no hay agua caliente, los baños se atascan con frecuencia y es vomitivo lavarte los dientes por la mañana, no hay cocina y tostar una rebanada de pan se convierte en una odisea (ya no hablemos de freírte un huevo). Quiero decir, sé que lo mío es temporal, dos años y pico más y fuera, a otro sitio. Y que mayormente ahora es por motivos económicos, si no ya estaría mirando piso para compartir. Pero aquí hay viviendo Subtenientes. Si yo cobro 2.300 euros (2.600 con la ayuda a la movilidad del MDE) ¿cuánto puede estar cobrando un Subteniente que acabe de llegar destinado? ¿3200? ¿De verdad necesitas aguantar los pedos de nadie cobrando esa cantidad?
Entonces me pongo a pensar en los problemas personales de cada uno, y divago por sus caras, inventándome sus vidas. Divorciados con hijos, cuyas pensiones no les dejan permitirse otra cosa. Viudos que no saben vivir solos. Personas de paso, que echaron raíces sin querer.
Voy camino de los 35 y noto que sigo en el punto de partida. Exactamente igual que hace 15 años, con menos pelo, más responsabilidades, y llegando igual de mal a final de mes. Mi vida parece cíclica, como si no avanzase. Como si estuviese esperando a que alguien le de al botón de "restaurar" y vuelva a empezar de nuevo. Tengo miedo de convertirme en parte de esta fauna.

domingo, 14 de agosto de 2016

Como montañero odio el verano. Los parques naturales se convierten en párkings de caravanas, los GR's en autovías en plena operación salida, y no hay donde plantar la tienda sin que venga un naturalista dominguero a tocarte los cojones. Así que estoy deseando que pase esta época del año. Septiembre es algo intermedio; ya no hay tanto dominguero, pero te encuentras a mucho Bear Grylls suelto. Además es el peor mes para los aludes, porque empiezan las primeras nevadas por la noche, pero el sol calienta de día las capas inferiores, derritiéndolas y creando avalanchas de placa. Así que tengo ganas de que llegue octubre. Me he planteado subir el Toubqal (la montaña más alta de Marruecos) aprovechando que estoy "por la zona". A ver qué tal.

viernes, 12 de agosto de 2016

Jaca, Melilla, siempre acabo en el norte de algo...

Melilla es... especial. Diferente a cualquier otra ciudad donde haya vivido antes (y he vivido en muchas). Es una mezcla entre la España de los 90, y las zonas intermedias de Rabat (ni muy "europeas", ni muy marroquíes). Los guardiaciviles fuman en los bares, la gente usa el coche para todo, la mayoría de las calles están llenas de mierda y un gran número (un número enooorme) huelen a pis. Además están los MENA, menores no acompañados, que son los niños que han conseguido pasar la valla y deambulan por la ciudad autónoma durante el día, y que por la noche "deben" dormir en el Esperanza, un centro para menores. Ya he visto cómo 4 intentaban colarse en un camión a la entrada del puerto, para subirse al ferry que los lleve a la península.
El puesto fronterizo de Beni Ensar, cada mañana se llena de gente pasando fardos de un lado a otro de la valla. El llamado "comercio atípico". Imagino que muchos de esos fardos que cargan mujeres durante horas (los hombres son más de mirar y dirigir) llevan la ropa que la clase media (y no tan media) compra en la península en preciosas tiendas. Globalización creo que lo llaman. Por el paso del barrio chino me he dejado ver menos, sólo un par de veces para ir hasta los campos de tiro del tercio. Y es flipante la cola de coches que se forma para pasar al otro lado. No le envidio nada a los picoletos que les toque turno esa mañana.
También hay un barrio, La cañada de Hidum, por el que es mejor no pasar. A los militares les tiran piedras, a la GC le plantan barricadas en llamas, que si te atravieso la cara con un destornillador para robarte el móvil... lo normal (en una fabela).
Y bueno, por lo demás no está mal. Una ciudad más para tachar de mi lista.
Voy a ver si hago una patrulla. Nas noches!

domingo, 3 de julio de 2016

Wallapop tiene estas cosas

Tengo un invitado nuevo en casa. Un bicho raro que he comprado por wallapop, pensando que lo podría ampliar para instalarle un linux, pero no, nada más lejos de la realidad. Un Chromebook precioso, de 13'', blanco y ultrafino, con casi 13h de batería, del que me enamoré nada más verlo. Pero no todo iba a ser bonito. Tiene 2Gb de RAM, que resulta que están soldadas a la placa base (al contrario de lo que dice la web del fabricante), con lo cual no puedo ampliarla. Y el disco duro SSD resulta que es en realidad un eMMC de 32Gb, algo que en velocidad de acceso a datos está a medio camino entre un HDD y un SDD. Y sí, también va soldado a la placa base, como si fuera un pendrive o la memoria interna de un móvil, así que tampoco puedo ampliarlo. Lo curioso de todo esto es que, bueno, al hacerlo tan inaccesible, desde mi punto de vista también lo han hecho más seguro, porque era muy fácil acceder a un HDD desmontando un par de placas, y copiarlo para analizarlo después. Y de esta forma veo a poca gente con paciencia, equipo y conocimientos dispuesto a perder el tiempo en trastear con mi ordenador. Igual que con la RAM (recuerdo un ataque en el que se usaba hasta nitrógeno líquido para sacar información de estas tabletas). Seguridad por pobreza, tiene que haber algún hacker tirándose de los pelos.
El Chromebook ya de por sí lleva algún sistema de seguridad, como la comprobación de la firma en el SO antes del arranque, y algunos más que no me he parado a leer en profundidad todavía. Aunque sí que se puede instalar un SO diferente desde un USB, pero para eso tienes que entrar en modo Desarrollador (y haber habilitado las características de depuración), lo que te obliga a esperar 30 segundos (eternos) tras el arranque para para poder elegir desde qué unidad quieres arrancar, o usar linux en una pestaña más de tu Chrome (con Crouton). O pulsar Ctrl + D, lo que me quita "ergonomía" y me estresa de sobremanera. De todas formas el procesador es un ARM, con lo cual el SO tendría que ser uno también para ARM (aunque Kali tiene versión incluso para este ordenador en particular). Sobre el SO en sí, pues creo que están bastante enfocados en la seguridad, por lo del sandboxing del navegador, el arranque en modo verificado, o el cifrado de datos por defecto. Y yo añadiría que el poco mercado que tiene también le suma seguridad. Admitámoslo, uno de los motivos por los que no hay casi malware para linux es su baja tasa de mercado, que evita la propagación e indirectamente desanima al programador de shitware. Pues con Chrome OS ni os cuento. Eso sí, pensar que no hay virus para esto es como pensar que no los hay para android...
En cualquier caso me estoy acostumbrando a él (para esto, blogger, facebook, etc, nada del otro jueves). No es mi SO favorito, pero para trabajar, viajar y perder el tiempo me es bien. Y teniendo en cuenta que ya usaba más el Drive de Google que Dropbox, que mi móvil es android, y que puedo trabajar sin problemas con su paquete de Office, pues tampoco es un mal cambio. El tiempo (que siempre pone las cosas en su sitio) ya dará su opinión.
Y nada, que me voy a descansar ya, que el lunes Logroño y Asturias nos esperan a Raquel y a mí. Espero que se pueda dormir mejor que en Valencia porque qué caloh!!
Nanit!!

lunes, 6 de junio de 2016

Melilla semana 1

Pues sí, ya estoy en Melilla. Parecía que no iba a llegar, e incluso me lo temía un poco, pero me alegro de estar aquí. Tengo que admitir que es un destino peculiar, y que afectará a mi vida de muy distintas formas. Económicamente mejora, está claro. Todo lo que sea salir de la península es bueno para el bolsillo. Laboralmente también, porque ya estaba un poco quemado con Zaragoza y con los BMR, y aquí el primer día ya tenía mi propio carro de combate Leopard 2A4. Y siempre mola empezar en un sitio nuevo (aunque a mucha gente le acojonan los cambios, coño, con lo que me gustan a mi). ¿Socialmente? Bueno, yo siempre he sido un poco asocial.
Y esta es mi nueva herramienta de trabajo.


Hay muchas cosas que me molan de Melilla; por un lado puedo ir andando al trabajo, que eso vale millones. Salgo a correr todos los días por la playa, y tengo entendido que de vez en cuando chapuzón y a trabajar. Escucho a las gaviotas 24 horas al día, y a mí personalmente me alegran bastante.  Ya tengo apalabradas las inmersiones que me quedan para sacarme la segunda estrella de submarinismo, y a ver si me pongo con el PER, pero creo que aquí se me va un poco de precio.
Y nada, poco más que contar.
Salud y república!

martes, 10 de mayo de 2016

Pues parecía que no iba a llegar nunca pero sí, última noche que paso destinado en Zaragoza. Y bueno, no sólo en Zaragoza, en el norte. A partir de ahora sólo pienso pasar de Despeñaperros de visita, vacaciones, o para llegar al Pirineo. Han sido 15 años bonitos, con sus más y sus menos, pero todo tiene un límite, y quiero probar esos inviernos que no bajan de 10 °C, y nocheviejas en la playa, y esas mierdas. Iba a decir que echaré de menos lo verde de esta zona, pero a quién quiero engañar, Zaragoza es un puto desierto. Aquí sólo repueblan con cardos, y los pocos matojos que no pinchan, o tienen procesionarias, o se los ha llevado el cierzo.
No tengo ni idea de qué me espera al otro lado del charco. Tengo muchos planes, claro (qué sería de mi vida sin planes, aunque después no se cumpla ni uno), pero por lo que tengo entendido es una Unidad bastante diferente a lo que estoy acostumbrado. Y tal vez eso sea lo mejor, algo que me rompa los esquemas y me obligue a empezar de cero. En cualquier caso intentaré aprovechar el tiempo, sino por la vía militar, por la personal, que quiero volver a empezar con el submarinismo, y me quedé con ganas de subir el Tubqal. Bueno, stay tunned!!

Ah! y este es el maravilloso regalo que me han hecho algunos de mis compis de curro, un hd, me tienen calado :P eso sí, sin porno... ¬¬